Enfermedades periodontales: la importancia de mantener sanas las encías

1

Las enfermedades periodontales pueden afectar a otras partes del organismo a parte de la zona afectada directamente. Además, el envejecimiento  hará que más personas sean susceptibles de padecer una enfermedad periodontal.

Sangrado de encías

A muchas personas les sangran las encías cuando se lavan los dientes y, aunque no presten mucha atención a este hecho, lo cierto es que no es algo normal. Siempre que las encías sangran es indicativo de que están enfermas. El problema puede ser más o menos complejo, pero lo que hay que tener en cuenta es que unas encías sanas no sangran. Por tanto, una vez se detecte eso hay que intentar corregir el defecto cuanto antes.

Relación entre las encías y la diabetes

Cada vez existen más evidencias de que hay una relación clara entre las enfermedades de las encías y la diabetes. Se sabe que una persona con una enfermedad de las encías tiene más dificultad para controlar su diabetes, y también se conoce que un paciente diabético tiene tres veces más riesgo de padecer una enfermedad en sus encías. Por otra parte, las personas con periodontitis tienen más riesgo de tener problemas vasculares, así que debemos valorar la salud bucal a nivel de la salud general.

Factores que inciden

Se sabe que existe una predisposición genética para padecer problemas de encías que va asociada a la presencia de unas bacterias en la boca. También inciden factores externos como fumar, que aumenta tres veces el riesgo de tener problemas de encías. El estrés también influye y puede agravar esa situación y generar mayor situación de riesgo. Los cambios hormonales y las reducciones en la inmunidad también provocan que haya una mayor tendencia a estos problemas, igual que el hecho de ser diabético.

La importancia de cepillarse los dientes

Es importante ser constante en la limpieza de los dientes y saber cómo cepillarlos de forma correcta para evitar problemas. Siempre que no limpiemos bien los dientes se acumula más placa y más bacterias que actúan generando problemas en las encías. Los cepillos eléctricos pueden ayudar a reducir un poco más la placa que se sitúa en los dientes y así mantener más tiempo la higiene adecuada. De todas maneras, el cepillado manual, si se realiza de forma adecuada, también cumple su función.

Implantes dentales

Los implantes dentales son una buena solución cuando se han perdido los dientes. Siempre hay que considerarlos como un sustituto del diente cuando éste no se puede mantener, aunque es preciso que el especialista valore cada caso para saber cómo actuar. Siempre hay que contar con la ayuda de un buen profesional y tener en cuenta la calidad del implante que se vaya a colocar. No todos los implantes son iguales y esto hace que, a parte del profesional, también tengamos que elegir un buen producto para nuestra boca, que deberá proporcionar un buen resultado y un buen mantenimiento a lo largo del tiempo. También es fundamental mantener la encía sana alrededor del implante para que éste dure años.

Rellenar el espacio entre dientes

Cuando un diente se cae y deja un espacio libre hay que rellenarlo enseguida. Cuando se pierde un diente se produce de manera progresiva una modificación de lo dientes contiguos, y ese espacio que ha quedado libre se va ocupando. Los dientes se inclinan por delante y por detrás, y los que están por encima también se descuelgan. Eso dificulta la restauración posterior y la masticación, genera la aparición de caries con más facilidad, y eso sin tener en cuenta la modificación estética que sufre nuestra boca.

Add a Comment